Algunas imágenes de este Blog, han sido sacadas de Internet.
Si alguien tiene derechos y quiere que no salgan en este espacio,
nos lo hacen saber y serán retiradas inmediatamente.

Tradicion Tolteca

El Camino del Guerrero Grupos de Práctica

La Tensegridad es un arte: el arte de adaptarse a la propia energía, a la energía de los demás y al entorno que nos rodea de tal manera, que este acto contribuya a la integridad de la totalidad que somos.

Ejecutar los pases mágicos de la Tensegridad individualmente y en grupo es una actividad asidua con el cuerpo, responsable de los numerosos cambios positivos que se producen en la personalidad. Estos cambios van precedidos generalmente de un entendimiento más profundo de uno mismo, tanto en función del pasado como en función del cuerpo.

La Tensegridad tiene como objetivo ayudar al individuo a recuperar las funciones fundamentales de respirar, moverse, sentir y expresarse a sí mismo; promoviendo dinámicamente la salud y su bienestar.

Cuando la Tensegridad se convierte en una parte natural de nuestra vida, quedamos sorprendidos por la gran cantidad adicional de energía que tenemos para realizar nuestras actividades de cada día.

¡Llámanos hoy mismo para informarte sin compromiso!


CENTRO FÉNIX DE NATUROPATÍA

México - Tels. 229 115 66 26 - 229 913 80 88

España - Tels. 680 53 75 56 - 965 78 63 38


jueves, 2 de enero de 2014

La Parte Social de la Percepcion

Encontrar la libertad mediante la percepción de todo aquello que es humanamente posible percibir, sin intereses personales ni ganancias concretas; y mucho menos funciones sociales, es enfocarnos en lo abstracto.
Uno de los mayores logros que podríamos llegar a conseguir es percibir la esencia energética de las cosas. Este es un logro de tal magnitud que es la premisa básica de las prácticas del camino del guerrero. Con mucha disciplina y entrenamiento, podríamos adquirir la capacidad de percibir la naturaleza intrínseca de las cosas, una capacidad que llamamos “ver”.


Si separamos la parte social de la percepción, percibiríamos la naturaleza íntima de todo. Lo que percibimos es energía, pero como no podemos percibir la energía directamente, procesamos nuestra percepción para ajustarla a un paradigma. Este paradigma es la parte social de la percepción y es lo que se tiene que separar, porque reduce el alcance de lo que se puede percibir y porque nos hace creer que el paradigma al cual ajustamos nuestra percepción es todo lo que existe. Estamos convencidos de que el ser humano para sobrevivir a esta época, va a tener que cambiar la base social de su percepción.

La base social de la percepción es la certeza física de que el mundo está compuesto de objetos concretos y todos estamos involucrados en un serio y fiero esfuerzo por percibir el mundo como materia.
El mundo deberíamos percibirlo como energía. El universo entero es energía y la base social de la percepción sería entonces la certeza física de que todo lo que hay es energía. Si cambiáramos a través de un poderoso esfuerzo social para ver la energía como energía, tendríamos a nuestro alcance ambas posibilidades.

Para aprender una nueva forma de percibir, primero hemos de forzarnos a darnos cuenta de que procesamos nuestra percepción para hacerla encajar en un paradigma y, después, guiarnos con disciplina a percibir energía directamente. Esta es la misma forma en que se nos enseña a percibir el mundo de objetos. Cuando procesamos la percepción, para hacerla encajar en un paradigma social, esta pierde su poder al darnos cuenta de que hemos aceptado ese paradigma como herencia de nuestros antepasados, sin tomarnos la molestia de examinarlo.

Hoy en día estamos listos para percibir el mundo como demuestra la física cuántica en términos de energía. En el pasado debió haber sido absolutamente indispensable para nuestros antepasados cambiar el paradigma para poder percibir el mundo en términos de materia sólida. Hoy en día podemos afirmar que, primero, éste es un mundo de energía, y después, un mundo de objetos. Si no empezamos con la premisa de que vivimos en un mundo de energía, nunca seremos capaces de percibir la energía directamente como fluye por el universo. Las condiciones para que al nuevo paradigma le demos realidad y se manifieste es ahora, solo hemos de seguir las señales…

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si necesitas ponerte en contacto con nosotros...
Utiliza nuestra dirección de correo electrónico, porque este formulario de comentarios No funciona.

Puedes escribirnos aquí: susurrosdelnagual@gmail.com
Gracias