Algunas imágenes de este Blog, han sido sacadas de Internet.
Si alguien tiene derechos y quiere que no salgan en este espacio,
nos lo hacen saber y serán retiradas inmediatamente.

Tradicion Tolteca

El Camino del Guerrero Grupos de Práctica

La Tensegridad es un arte: el arte de adaptarse a la propia energía, a la energía de los demás y al entorno que nos rodea de tal manera, que este acto contribuya a la integridad de la totalidad que somos.

Ejecutar los pases mágicos de la Tensegridad individualmente y en grupo es una actividad asidua con el cuerpo, responsable de los numerosos cambios positivos que se producen en la personalidad. Estos cambios van precedidos generalmente de un entendimiento más profundo de uno mismo, tanto en función del pasado como en función del cuerpo.

La Tensegridad tiene como objetivo ayudar al individuo a recuperar las funciones fundamentales de respirar, moverse, sentir y expresarse a sí mismo; promoviendo dinámicamente la salud y su bienestar.

Cuando la Tensegridad se convierte en una parte natural de nuestra vida, quedamos sorprendidos por la gran cantidad adicional de energía que tenemos para realizar nuestras actividades de cada día.

¡Llámanos hoy mismo para informarte sin compromiso!


CENTRO FÉNIX DE NATUROPATÍA

México - Tels. 229 115 66 26 - 229 913 80 88

España - Tels. 680 53 75 56 - 965 78 63 38


martes, 12 de marzo de 2013

Tigre Dientes de Sable

Para los videntes del antiguo México, el Tigre Dientes de Sable expresa claramente la pasión del guerrero-viajero, el navegante del mar de la conciencia.
El Dientes de Sable merodeaba toda el área que va desde el valle de México, siguiendo por la costa oeste, llegando hasta el sur y centro de California. Esas son las áreas en que se originaron los pases mágicos.

Podemos pensar que el Dientes de Sable es una criatura de otro tiempo, una pieza de museo; y, desde nuestra perspectiva lineal, eso es cierto. Sin embargo, desde el punto de vista de los videntes del linaje de Don Juan, el otro tiempo del Dientes de Sable no está en el pasado, sino en otra capa de conciencia. Ellos proponen que, quizás, en términos de hechos energéticos, sería más preciso decir que somos nosotros los que estamos encerrados en una vitrina de museo, y que el Dientes de Sable merodea libre, viajando de sueño en sueño.


Al practicar los pases que se conocen como la forma del Tigre Dientes de Sable del Intento, también nosotros podemos alcanzar la fluida habilidad de ensueño del Dientes de Sable.

De acuerdo con los videntes, el Intento del Dientes de Sable es ensoñar –mover su punto de encaje. Esto significa pura percepción y un estado de alerta y fluidez al actuar. Adoptando la respiración profunda y completa del Dientes de Sable, entramos en nuevas áreas de percepción. El hacer participar los músculos en el área de la pelvis y el diafragma en cada movimiento y respiración - tal como hace el Dientes de Sable- nos ayuda a conseguir las tripas de acero que se necesitan para navegar por el infinito oscuro mar de la conciencia.

El movimiento ondulante de los hombros del Dientes de Sable al caminar y moverse, otorga fluidez a su punto de encaje. Su punto de encaje no permanece fijo tras los omóplatos, como en los seres humanos; sino que se mueve, dando al Dientes de Sable y a los practicantes de su forma, la continua posibilidad de nuevas percepciones.

La práctica de la forma del Dientes de Sable nos puede mover hacia un más vasto y abierto estado de conciencia, fuera de la posición del sedentario hombre contemporáneo que permanece estático delante de la pantalla de un ordenador en una habitación poco ventilada, o encorvado para hablar por un teléfono móvil. Esto nos puede permitir ver nuestra presa -nuestros propios hábitos y rutinas- en el horizonte, y derribarlos, de forma que podamos deambular hacia delante, enfrentando nuevos desafíos, nuevos sueños.

Descripción de los Movimientos del Tigre Dientes de Sable

El Dientes de Sable construye su poderosa postura: Con una exhalación, sus palmas se deslizan hacia abajo por la parte delantera de los muslos, pasando sobre los pies hasta llegar al suelo.
La cabeza se inclina hacia abajo. El Dientes de Sable jadea, contrayendo todos los músculos del estómago en cada exhalación. Se inclina hacia delante con una inhalación, poniendo el peso sobre sus garras delanteras. Se inclina hacia atrás con una exhalación, desplazando el peso a sus garras traseras.
El Dientes de Sable inhala, deslizando sus garras por el suelo y subiendo por sus garras traseras hasta sus tobillos; allí hace una pausa para exhalar completamente. La cabeza permanece agachada. Inhala otra vez, llevando sus garras hasta las rodillas, parando allí par exhalar una vez más.
Sus rodillas permanecen dobladas. Sus patas posteriores se afianzan en el suelo con firmeza. Haciendo ondular su punto de encaje, el Dientes de Sable inhala nuevamente y se endereza.

Según se estira, sube sus garras llevándolas por los muslos hasta la cintura, desdoblando ligeramente las rodillas, y vuelve a doblarlas haciendo una exhalación, las garras curvadas se abren momentáneamente. La vista del Dientes de Sable es clara y su oído es agudo: está dispuesto para la acción. La pelvis se mantiene derecha, sin inclinarse ni adelante ni atrás, de forma que la energía fluya a través de la sección media a la parte superior del cuerpo sin detenerse en las caderas. Su postura está firmemente establecida, el Dientes de Sable comienza a moverse muy silenciosamente...

Información proporcionada por Cleargreen, Santa Mónica, California, 1999.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si necesitas ponerte en contacto con nosotros...
Utiliza nuestra dirección de correo electrónico, porque este formulario de comentarios No funciona.

Puedes escribirnos aquí: susurrosdelnagual@gmail.com
Gracias