Algunas imágenes de este Blog, han sido sacadas de Internet.
Si alguien tiene derechos y quiere que no salgan en este espacio,
nos lo hacen saber y serán retiradas inmediatamente.

Tradicion Tolteca

El Camino del Guerrero Grupos de Práctica

La Tensegridad es un arte: el arte de adaptarse a la propia energía, a la energía de los demás y al entorno que nos rodea de tal manera, que este acto contribuya a la integridad de la totalidad que somos.

Ejecutar los pases mágicos de la Tensegridad individualmente y en grupo es una actividad asidua con el cuerpo, responsable de los numerosos cambios positivos que se producen en la personalidad. Estos cambios van precedidos generalmente de un entendimiento más profundo de uno mismo, tanto en función del pasado como en función del cuerpo.

La Tensegridad tiene como objetivo ayudar al individuo a recuperar las funciones fundamentales de respirar, moverse, sentir y expresarse a sí mismo; promoviendo dinámicamente la salud y su bienestar.

Cuando la Tensegridad se convierte en una parte natural de nuestra vida, quedamos sorprendidos por la gran cantidad adicional de energía que tenemos para realizar nuestras actividades de cada día.

¡Llámanos hoy mismo para informarte sin compromiso!


CENTRO FÉNIX DE NATUROPATÍA

México - Tels. 229 115 66 26 - 229 913 80 88

España - Tels. 680 53 75 56 - 965 78 63 38


sábado, 3 de septiembre de 2011

Practica Tensegridad

Practicar Tensegridad ayuda a desarrollar un cuerpo estable y sano, adaptando así sus capacidades para soportar poderosas experiencias extáticas.

Un pase mágico puede resultar sencillo para una persona y difícil para otra. Por consiguiente, no debemos desanimarnos si algunos pases mágicos parecen fuera de nuestro alcance. Es recomendable practicar los que salen naturalmente y adquirir confianza. En ocasiones se puede intentar realizar un pase mágico de manera espontánea. Resulta sorprendente ver cómo el cuerpo cambia súbitamente a veces para acomodarse a una forma nueva.

Cuando se intercambian y canalizan las energías a través de los pases mágicos, éstos producen una resonancia que viaja más allá de las dimensiones de nuestro mundo.
La principal finalidad de los pases mágicos consiste en hacer circular las energías sutiles de una manera precisa. Los pases mágicos crean una forma determinada para el cuerpo que sirve como medio para establecer comunicación con el Ser.

Los mejores momentos del día para la práctica de la Tensegridad son por la mañana temprano y al atardecer, ya que son momentos particularmente propicios. Las técnicas de respiración constituyen una parte muy importante de los pases mágicos y deben practicarse simultáneamente.
La mejor manera de practicar los pases mágicos es considerarlos una actividad creativa y no simplemente una tarea. Debemos dejar que los pases mágicos nos “hablen” y pasar de uno a otro con naturalidad. La práctica de los pases mágicos de la Tensegridad profundiza la concepción del significado de la vida, permite que el cuerpo funcione eficazmente y constituye una ayuda para desarrollar una profunda conciencia del Cuerpo Sutil y de sus energías. Cuando la Tensegridad se convierte en una parte natural de nuestra vida, quedamos sorprendidos por la gran cantidad adicional de energía y espíritu que tenemos para realizar nuestras actividades de cada día.

Cuando se practican los pases mágicos tiene lugar un “matrimonio” interior entre las diferentes partes complementarias del cuerpo, tales como las energías vitales superiores e inferiores, las vitalidades solares y lunares, la cabeza y el corazón.
La Tensegridad promueve dinámicamente la salud y el bienestar del individuo. Practicada consistente y constantemente, elimina la mayor parte de las tensiones de la vida moderna. Los pases mágicos rejuvenecen cuerpo y mente mediante la relajación de los músculos tensos, el alivio de los nervios excitados y el acondicionamiento de los órganos interiores y el sistema glandular, convirtiendo así a todo el cuerpo en un vehículo idóneo para realizar la experiencia de la evolución.

El estado mental con el que una persona se inicia en una práctica determina, en gran parte, sus resultados. Por consiguiente, no se debe ser demasiado ambicioso y forzar los movimientos, sino dejar que el cuerpo se adapte a ellos gradual y naturalmente, cuando esté listo para ello, intentando adoptar una rutina regular. En realidad no resulta necesario pasar muchas horas diariamente practicando la Tensegridad; bastan de diez minutos a media hora si se practica regularmente y con concentración. Hay que recordar que los pases mágicos de la Tensegridad no constituyen fines en sí mismos, sino medios para desarrollar y fortalecer el cuerpo y la mente.

Algunas de las personas que emprenden prácticas de Tensegridad se desilusionan rápidamente por lo que ellas creen que son sus limitaciones. Esto es un error, ya que la capacidad de cada individuo es ilimitada. Ciertas prácticas o movimientos que un día parecen imposibles, pueden ser realizadas fácil y naturalmente una semana después. Sin embargo, resulta importante perseverar y tener fe en los beneficios a largo plazo. Los poderes de una actitud creativa y de la Voluntad son extraordinarios. Puesto que todos los pases mágicos de la Tensegridad se adecúan perfectamente al organismo humano, hay que esforzarse por vencer el condicionamiento innatural de cuerpo y mente. Debemos conocer nuestro cuerpo y aprender a discernir entre sus necesidades reales y sus necesidades imaginarias. Seamos receptivos y dejemos que nuestro cuerpo nos hable directamente. Sobre todo, debemos tratarlo como un amigo y aliado inteligente; debemos conocer cada una de sus partes y, en caso necesario, debemos forzarlo o conducirlo a un estado de armonía.

2 comentarios:

  1. Hola, quería hacerte una pregunta, en el libro de Castaneda sobre la tensegridad, al principio en la introducción se habla sobre que la juventud no tiene que ver con tener pocos años sino con tener la energía bien distribuida en los centros de vitalidad.
    En el libro Castaneda cuenta que si bien Don Juan era mucho mucho mas grande que el, un anciano, a pesar de eso, Don Juan era mucho mas joven, pues su cuerpo era mas eficiente, mas rápido, mas flexible, mas resistente, etc.
    En alguna parte de tu blog leí que tu practicas tensegridad hace 15 años, quería preguntarte que opinas tu de eso, como te sientes, si es verdad lo que dice el libro o si está muy exagerado.

    ResponderEliminar
  2. Hola, en relación a tu pregunta te digo que en absoluto está exagerado lo que se dice en el libro en cuanto a la vitalidad y la agilidad física del cuerpo. También la claridad y la rapidez mental son notables en este sentido.
    Durante mucho tiempo he practicado varias técnicas para el mejoramiento de la salud y el bienestar, actualmente con solo la práctica de la Tensegridad tengo un cuerpo sano y joven en todos los sentidos.
    Definitivamente es verdad y te invito a comprobarlo.
    Saludos

    ResponderEliminar

Si necesitas ponerte en contacto con nosotros...
Utiliza nuestra dirección de correo electrónico, porque este formulario de comentarios No funciona.

Puedes escribirnos aquí: susurrosdelnagual@gmail.com
Gracias