Algunas imágenes de este Blog, han sido sacadas de Internet.
Si alguien tiene derechos y quiere que no salgan en este espacio,
nos lo hacen saber y serán retiradas inmediatamente.

Tradicion Tolteca

El Camino del Guerrero Grupos de Práctica

La Tensegridad es un arte: el arte de adaptarse a la propia energía, a la energía de los demás y al entorno que nos rodea de tal manera, que este acto contribuya a la integridad de la totalidad que somos.

Ejecutar los pases mágicos de la Tensegridad individualmente y en grupo es una actividad asidua con el cuerpo, responsable de los numerosos cambios positivos que se producen en la personalidad. Estos cambios van precedidos generalmente de un entendimiento más profundo de uno mismo, tanto en función del pasado como en función del cuerpo.

La Tensegridad tiene como objetivo ayudar al individuo a recuperar las funciones fundamentales de respirar, moverse, sentir y expresarse a sí mismo; promoviendo dinámicamente la salud y su bienestar.

Cuando la Tensegridad se convierte en una parte natural de nuestra vida, quedamos sorprendidos por la gran cantidad adicional de energía que tenemos para realizar nuestras actividades de cada día.

¡Ponte en Contacto hoy mismo para Informarte sin compromiso!


CENTRO FÉNIX DE NATUROPATÍA

México - Tels. 229 115 66 26 - 229 913 80 88

España - Tels. 680 53 75 56 - 965 78 63 38


lunes, 24 de febrero de 2014

Derramar el Intento en 2 Bolsas del Cuerpo

Los videntes del antiguo México creían que los seres humanos tienen tres bolsas de energía: una sobre el hígado y la vesícula, otra sobre el páncreas y el bazo y la tercera sobre los riñones y glándulas adrenales. Estos sitios servían de depósitos de energía.

La bolsa a la derecha del hígado, decían, era el centro de la acción rápida e inmediata.
La de la izquierda, sobre el páncreas, era considerado el centro de la sensación y el tercero, en los riñones y adrenales era considerado el centro de la acción sostenida intencional.

Después de hacerle señas al intento, el siguiente paso lógico, según la serie de la antigüedad, era llenar las dos bolsas frontales del cuerpo humano como conglomerado energético. De ahí el nombre del segundo pase mágico: Derramar el Intento en dos bolsas del cuerpo.
Su consideración es que el intento debe preceder cualquier cosa que hagamos.
Para salir de nuestro filamento debemos colocar el intento para que lo haga, vertiéndolo en las dos bolsas para disponer de la energía para una acción inmediata.


Este pase empieza con un golpe en el piso de la esfera luminosa, con el pie izquierdo.
La pierna izquierda se extiende al máximo al frente, se contrae para que esté en paralelo con la pierna derecha, entonces se golpea con el talón en el piso mientras que la punta del pie se extiende hacia arriba.
Le siguen dos golpes con el talón, uno con la izquierda combinado con salto y el otro con la derecha. Al final de este movimiento la punta de ambos pies se estiran hacia arriba.
Luego baja y las manos empujan con violencia las caderas para preparar la columna y el cuello para un giro agudo que coloca la cabeza a la izquierda.
Ambas manos se mueven ágilmente de la cadera para cubrir el área del hígado, la vesícula, el páncreas y el bazo.

El brazo izquierdo retrocede por completo y se mueve en un amplio círculo del extremo izquierdo al derecho, le da la vuelta al cuerpo y vuelve sobre el páncreas y el bazo, como insertando un cuchillo en su vaina.
Luego el brazo derecho hace lo mismo, dando la vuelta del extremo derecho al izquierdo alrededor del cuerpo colocando la mano otra vez sobre el hígado y la vesícula como guardando un cuchillo.

Los ojos se mantienen fijos en el lado izquierdo, perforando el infinito.
Luego se mueven al frente, de nuevo perforando el infinito.

El brazo izquierdo retrocede como si sostuviera un cuchillo invisible y otro arco se dibuja del extremo izquierdo al frente, devolviendo el cuchillo a su vaina.
El brazo derecho repite el mismo patrón.

Cuando los dos cuchillos invisibles están dentro de sus cubiertas las manos caen a los lados, luego la pierna derecha se extiende al máximo hacia el frente, golpea ligeramente el piso en la esfera luminosa, el pie se contrae de nuevo al nivel de la pierna izquierda, golpea con el talón una vez, luego otra vez combinado con un salto y un golpe con el talón izquierdo.
Las manos se colocan de nuevo sobre las caderas para ayudar al cuello y la espina a una rápida vuelta a la derecha.
El siguiente movimiento es dar un par de pasos como si uno se fuera.

Los videntes creen que la energía dispersada al lado derecho de la esfera luminosa no es de ningún valor para viajar fuera de nuestro filamento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si necesitas ponerte en contacto con nosotros...
Utiliza nuestra dirección de correo electrónico, porque este formulario de comentarios No funciona.

Puedes escribirnos aquí: susurrosdelnagual@gmail.com
Gracias