Algunas imágenes de este Blog, han sido sacadas de Internet.
Si alguien tiene derechos y quiere que no salgan en este espacio,
nos lo hacen saber y serán retiradas inmediatamente.

Tradicion Tolteca

El Camino del Guerrero Grupos de Práctica

La Tensegridad es un arte: el arte de adaptarse a la propia energía, a la energía de los demás y al entorno que nos rodea de tal manera, que este acto contribuya a la integridad de la totalidad que somos.

Ejecutar los pases mágicos de la Tensegridad individualmente y en grupo es una actividad asidua con el cuerpo, responsable de los numerosos cambios positivos que se producen en la personalidad. Estos cambios van precedidos generalmente de un entendimiento más profundo de uno mismo, tanto en función del pasado como en función del cuerpo.

La Tensegridad tiene como objetivo ayudar al individuo a recuperar las funciones fundamentales de respirar, moverse, sentir y expresarse a sí mismo; promoviendo dinámicamente la salud y su bienestar.

Cuando la Tensegridad se convierte en una parte natural de nuestra vida, quedamos sorprendidos por la gran cantidad adicional de energía que tenemos para realizar nuestras actividades de cada día.

¡Llámanos hoy mismo para informarte sin compromiso!


CENTRO FÉNIX DE NATUROPATÍA

México - Tels. 229 115 66 26 - 229 913 80 88

España - Tels. 680 53 75 56 - 965 78 63 38


domingo, 18 de diciembre de 2011

Recuperar la Energia con la Recapitulacion

Recapitular es el acto de recuperar la energía que ya hemos gastado en acciones pasadas. Recapitular implica recordar todas las personas que hemos conocido, todos los lugares que hemos visto y todos los sentimientos que hemos tenido en toda nuestra vida, empezando desde el presente y volviendo hasta los recuerdos más remotos, para luego limpiarlos, uno por uno, con la respiración especial de la recapitulación que barre todo.


La respiración de la recapitulación es una forma misteriosa de respirar y la clave de la recapitulación, puesto que la inhalación nos permite recuperar la energía que perdimos, en tanto que la exhalación nos permite expeler la energía ajena e indeseable que se ha acumulado en nuestro interior debido a la interacción con nuestros semejantes.

A fin de vivir e interactuar, necesitamos energía. Normalmente la energía gastada en vivir se nos escapa para siempre. De no ser por la recapitulación, no tendríamos ninguna oportunidad para renovarnos. Recapitular nuestras vidas y limpiar nuestro pasado con la respiración que barre de izquierda a derecha funcionan en conjunto.

Recordar todas las personas que se han conocido y todo lo que se ha sentido en la vida de uno parece ser una tarea absurda e interminable que puede tardar una eternidad. Es muy cierto, pero es seguro que se lleva todas las de ganar al hacerlo y nada que perder.

La recapitulación no es un ejercicio arbitrario y caprichoso. Al recapitular hay que sentir las fibras largas y elásticas que se extienden desde la región abdominal. Luego se alinea el movimiento giratorio de la cabeza con el movimiento de esas escurridizas fibras. Esos son los conductos que recuperarán la energía dejada atrás por uno. A fin de recuperar nuestra fuerza y unidad, debemos liberar la energía que dejamos atrapada en el mundo y atraerla otra vez a nosotros.

Al recapitular extendemos esas fibras elásticas de energía a través del espacio y el tiempo hasta las personas, los lugares y los sucesos que estamos examinando. El resultado es que podemos volver a cada momento de nuestras vidas y actuar como si de hecho estuviéramos ahí.
Lo importante es volver a experimentar los sucesos y los sentimientos con el mayor detalle posible y tocarlos con la respiración que los barre, para de esta manera liberar nuestra energía atrapada.

Estamos convencidos de que existe un dualismo en nuestro ser; la mente es la parte insustancial de nosotros y el cuerpo es la parte concreta. Esta división mantiene nuestra energía en un estado de separación caótica y le impide aglutinarse.

Estar divididos es nuestra condición humana, pero nuestra división no es entre la mente y el cuerpo, sino entre el cuerpo, que aloja a la mente o yo, y el doble, que es el receptáculo de nuestra energía básica.
Previa al nacimiento, la dualidad impuesta al hombre no existe, pero a partir del nacimiento las dos partes son separadas debido a la fuerza ejercida por el intento de la humanidad. Una parte se vuelve hacia el exterior y se convierte en el cuerpo físico; la otra, hacia el interior y se convierte en el doble. Al morir la parte más pesada, el cuerpo, regresa a la Tierra para ser absorbida por ella, y la parte ligera, el doble, se libera. Pero desafortunadamente, puesto que el doble no fue perfeccionado nunca, experimenta la libertad por sólo un instante antes de dispersarse en el universo.

Si morimos sin haber borrado nuestro falso dualismo del cuerpo y la mente, morimos una muerte ordinaria. Morimos porque la posibilidad de ser transformados no forma parte de nuestros conceptos. Esta transformación tiene que lograrse mientras estemos vivos y, llevar a cabo nuestra tarea con éxito, es el único propósito verdadero que un ser humano puede tener. Todos los demás son logros transitorios, puesto que la muerte los disuelve en la nada.

Esta transformación implica un cambio total. Y eso se logra por medio de la recapitulación: la piedra angular en el arte de la libertad. Un arte infinitamente difícil de practicar, pero aún más difícil de explicar.

7 comentarios:

  1. exelente¡¡¡¡¡muy buena tecnica de liberacion,practica,los felicito¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  2. en el camino del guerrero es todo práctico y la práctica hace al maestro. Gracias por tu comentario. Nos alegra saber que te sirve. Saludos

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Excelente!!! voy a poner en práctica esta técnica, gracias!! bendiciones!!

    ResponderEliminar
  5. Esta es una de las técnicas más poderosas que hay dentro del camino del guerrero. Si durante su práctica te surge cualquier cosa y quieres compartirla, con gusto estamos aquí para ayudarte. Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Hola, tengo una consulta, que pasa con respecto a los medio, cuando por ejemplo vivimos situaciones muy dolorosas porque alguién nos mandó un mail muy feo, mi marido termino por mail conmigo... y me gustaría recuperar la energía que perdí en ese momento. saludos Kata

    ResponderEliminar
  7. Lo importante para nosotros es recuperar la energía que se ha alejado de nuestros centros vitales con cualquier interacción.
    En tu caso, no has perdido la energía, simplemente se ha alejado de ti. Esto quiero resaltarlo porque es importante y hay una gran diferencia entre perder algo y tener algo, pero no saber dónde está.
    Para que te hagas una idea, es como si tu marido, en este caso, hubiera actuado como un "vampiro energético", y no es que él se haya llevado tu energía, sino que su acción, hizo que tu energía se alejara de tus centros de vitalidad.
    Has de recapitular igualmente, no solo la situación cuando tu marido te escribió un mail para decirte que te dejaba; sino también todo lo que viviste con él. Has de respirar y renovar tus sentimientos con respecto a él y sacar de ti, el odio y el rencor que sientes hacia él.
    Espero que te sirva esta aclaración, si no me dices, si?
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Si necesitas ponerte en contacto con nosotros...
Utiliza nuestra dirección de correo electrónico, porque este formulario de comentarios No funciona.

Puedes escribirnos aquí: susurrosdelnagual@gmail.com
Gracias