Algunas imágenes de este Blog, han sido sacadas de Internet.
Si alguien tiene derechos y quiere que no salgan en este espacio,
nos lo hacen saber y serán retiradas inmediatamente.

Tradicion Tolteca

El Camino del Guerrero Grupos de Práctica

La Tensegridad es un arte: el arte de adaptarse a la propia energía, a la energía de los demás y al entorno que nos rodea de tal manera, que este acto contribuya a la integridad de la totalidad que somos.

Ejecutar los pases mágicos de la Tensegridad individualmente y en grupo es una actividad asidua con el cuerpo, responsable de los numerosos cambios positivos que se producen en la personalidad. Estos cambios van precedidos generalmente de un entendimiento más profundo de uno mismo, tanto en función del pasado como en función del cuerpo.

La Tensegridad tiene como objetivo ayudar al individuo a recuperar las funciones fundamentales de respirar, moverse, sentir y expresarse a sí mismo; promoviendo dinámicamente la salud y su bienestar.

Cuando la Tensegridad se convierte en una parte natural de nuestra vida, quedamos sorprendidos por la gran cantidad adicional de energía que tenemos para realizar nuestras actividades de cada día.

¡Ponte en Contacto hoy mismo para Informarte sin compromiso!


CENTRO FÉNIX DE NATUROPATÍA

México - Tels. 229 115 66 26 - 229 913 80 88

España - Tels. 680 53 75 56 - 965 78 63 38


lunes, 11 de mayo de 2009

Sacar Poder del Crepúsculo

Un guerrero toma su suerte sea la que sea, y la acepta con la máxima humildad. No como base para lamentarse, sino como base para su lucha y desafío. Él no agacha la cabeza ante nadie, pero al mismo tiempo, tampoco permite que nadie agache la cabeza ante él.


”Ser” es una capacidad especial que puede cultivarse y que permite percibir la naturaleza última de las cosas. Siempre estamos a un paso de distancia y nuestra vivencia del mundo es siempre un recuerdo de la experiencia. Estamos eternamente recordando el instante que acaba de suceder, la solidez del cuerpo son recuerdos; al igual que todo lo demás que sentimos del mundo, son recuerdos que acumulamos.

Tenemos el deber de apaciguar nuestras mentes. Un guerrero no gana victorias golpeándose la cabeza contra los muros. Los guerreros saltan los muros, no los derriban. Se debes cultivar el sentimiento de no necesitar nada. Tenemos todo lo necesario para el viaje extravagante que es la vida. La verdadera experiencia es ser un hombre, y lo que cuenta es estar vivo. La vida en sí misma es suficiente, se explica sola y es completa.

Si un guerrero necesita alivio, simplemente elige a cualquiera y le expresa a esa persona cada detalle de su tumulto. Después de todo, el guerrero no busca que lo entiendan o lo ayuden; con hablar simplemente busca aliviar su presión.

Un guerrero se acepta con humildad tal y como es. Está en las manos del poder y su única libertad es elegir una vida impecable. No hay manera de fingir el triunfo o la derrota. Tu razón podrá querer que fracases por completo, para así aniquilar la totalidad de tu ser. Pero hay una contramedida que no te permitirá declarar una falsa derrota o victoria. Si crees que puedes retirarte al refugio del fracaso, estás loco. Tu cuerpo montará guardia y no te dejará ir hacia ninguno de los dos lados.

Un hombre de conocimiento no puede de ninguna manera actuar hacia sus semejantes en términos perjudiciales. Nadie puede tramar nada contra la seguridad y el bienestar de un hombre de conocimiento. Si algo hubiera su “ver" se lo hará saber. Ahora bien, si algo hubiera y su ver no lo alcanza, entonces es su destino y ni él ni nadie puede evitar eso. Un hombre de conocimiento tiene el control sin controlar nada.

Un guerrero siempre está listo. Para sacar poder del crepúsculo hay que ir alzando los dedos extendidos en abanico, y cerrando los puños con fuerza cuando los brazos están en el punto medio, entre el horizonte y el cenit, por supuesto mirando hacia el oeste.

Conservando los ojos sin enfocar en un punto justo arriba del horizonte, es posible percibir, en forma simultánea, cada elemento en el panorama total de casi 180º frente a los ojos. Este ejercicio es una manera de suspender el diálogo interno.

Suspender el diálogo interno implica algo más que sólo reprimir las palabras que se dice uno mismo. Todos los procesos intelectuales se detienen y te sientes suspendido, flotando.

El mundo es así como es, porque hablamos con nosotros mismos acerca de que es así como es. Esto es el diálogo interno. Cambiar nuestra idea del mundo es la clave, y la única manera de lograrlo es parar el diálogo interno. Lo demás es sólo un arreglo.

El mundo debe ajustarse a su descripción, es decir, la descripción se refleja a sí misma. Otro punto es que hemos aprendido a relacionarnos con nuestra descripción del mundo en términos de hábitos.

El conocimiento es pavoroso, pero si un guerrero acepta la naturaleza aterradora del conocimiento, cancela lo temible.

Cada vez que el diálogo cesa, el mundo se desploma y salen a la superficie facetas extraordinarias de nosotros mismos. Eres como eres porque te dices a ti mismo que eres así.

Preparando el Intento


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si necesitas ponerte en contacto con nosotros...
Utiliza nuestra dirección de correo electrónico, porque este formulario de comentarios No funciona.

Puedes escribirnos aquí: susurrosdelnagual@gmail.com
Gracias